Normas para la Gestión y Cooperación

Las Normas para la Gestión y Cooperación forman parte integral de la cultura corporativa de HELM. Están integradas en los principios de empresa fijados  y por  tanto son la base para el comportamiento y  la toma de decisiones a todos los niveles.

Estas normas son el resultado de la labor conjunta de directivos y empleados de diferentes áreas y niveles. Su recopilación surge  por la conciencia de que HELM sólo puede tener éxitos a largo plazo si la empresa se gestiona de manera competente, cumple sus funciones para con los clientes y proveedores de una manera convincente y si los empleados se involucran en los procesos de toma de decisiones dentro de su ámbito de responsabilidad.

Para lograr esto, necesitamos una cultura de gestión y cooperación que involucre a todos los empleados y les permita aportar sus conocimientos y habilidades con creatividad y confianza en sí mismos, asumiendo así la responsabilidad de nuestro éxito conjunto.

Como el mayor proveedor de formación profesional en el sector de comercio exterior de Hamburgo y, mediante la formación profesional cualificada en todos los cursos que ofrecemos, queremos incorporar a los mejores jóvenes talentos a nuestra compañía para así mantener y promocionar a nuestro personal sobre una base a largo plazo, asegurando así nuestra capacidad de innovación, competencia y alto rendimiento.

Estas Normas  para la gestión y cooperación serán una orientación y una obligación para todos en la compañía. Con el fin de darles un sentido, se requieren críticas y debates constructivos en nuestra actividad laboral cotidiana.

1. Debemos considerar y respetar la personalidad de los demás

La consideración y el respeto por los demás son condiciones previas esenciales para la confianza y la cooperación constructiva.

Esto se logra con ...

  • honestidad, transparencia, equidad y tolerancia,
  • sensibilidad y comportamiento discreto,
  • supresión de la arrogancia y la pretensión,
  • voluntad y capacidad de escuchar,
  • respeto hacia el trabajo de otras personas,
  • trato mutuo justo y constructivo, especialmente en situaciones de conflicto. 

2. Cumplimos con nuestros deberes y responsabilidades en la compañía por el bien colectivo

Compartimos la responsabilidad por el éxito de la empresa y  de todos los empleados.

Esto significa que...

  • estamos comprometidos con los objetivos de la compañía,
  • nuestro trabajo está comprometido con los más altos principios de calidad,
  • pensamos y actuamos con orientación al equipo y juntos contribuimos al éxito de la compañía,
  • mantenemos nuestros compromisos y acuerdos y, por tanto, somos  fiables y predecibles,
  • abordamos los problemas con rapidez, franqueza y honestidad  y contribuimos a la búsqueda de soluciones constructivas,
    • anteponemos el interés corporativo al  interés de las unidades de negocio individuales.

3. Nosotros, como directivos, somos conscientes de la especial responsabilidad que tenemos para con la empresa y nuestros empleados

El éxito en la gestión requiere confianza mutua. La confianza requiere un comportamiento ejemplar y modélico.

Esto significa que ...

  • aumentamos la motivación de nuestros empleados mediante un comportamiento ejemplar y positivo,
  • alabamos el buen rendimiento y mediante la crítica constructiva  usamos los resultados de un trabajo no totalmente satisfactorio como una oportunidad para el aprendizaje,
  • no retrasamos las decisiones,
  • damos una guía de orientación a través de una evaluación anual.

4. Estamos comprometidos con los principios de la gestión cooperativa

Esto significa que ...

  • asignamos y acordamos tareas claras y comprensibles con objetivos bien definidos 
  • involucramos a nuestros empleados en los procesos de toma de decisiones dentro de su ámbito de responsabilidad
  • delegamos el desempeño de tareas y cierta autoridad para tomar decisiones, si es conveniente, a los empleados responsables,
  • nuestros empleados pueden pedirnos asesoramiento y apoyo si es necesario,
  • el trabajador está obligado a ejercer su autocontrol. Sin embargo, nosotros como superiores seguimos obligados a controlar.

5. Aportamos toda la  información necesaria y detallada como importante condición previa para una cooperación constructiva

Esto significa que ...

  • todo el mundo está obligado a dar y obtener información del mismo modo,
  • para el intercambio de información necesitamos buena disposición para debates y comunicación regular,
    • diseñamos el contenido, alcance y plazos de la información de una forma responsable y orientada a los objetivos.

6. Observamos nuestro rendimiento y comportamiento de una manera autocrítica

Las conversaciones regulares de intercambio de información nos ayudan a evaluarnos de forma realista  y facilitan el desarrollo personal.

En este proceso permanente es importante para nosotros ...

  • abordar los puntos fuertes y débiles,
  • cuestionar nuestro propio rendimiento  y patrones de comportamiento y estar preparados para ajustarlos,
  • gestionar estas conversaciones de manera justa y de forma que se conviertan en una oportunidad para el aprendizaje por ambas partes,
  • encontrar acuerdos mutuos si existe la necesidad de mejoras.

7. Utilizamos la formación y la educación como preparación para necesidades futuras  con el fin de desarrollar aún más nuestra formación profesional y personal

Cada uno es responsable de su propia formación. La compañía apoya a los empleados a través de medidas educativas más adecuadas.

La Compañía  ...

  • asegura que los empleados designados para las funciones de dirección estén preparados para este nuevo reto por medio de las medidas de formación adecuadas,
  • ayuda a los empleados a su desarrollo profesional en función de su competencia y motivación.